Conectarse

Recuperar mi contraseña


Mi hermosa enemiga. [Reeva]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mi hermosa enemiga. [Reeva]

Mensaje por Barttolome R. Grassi el Sáb Mayo 04, 2013 9:51 pm

Llovía… En Dazzle era normal que lloviera, y más en esta época del año. Estaba un poco enfadado de toda la situación y la mierda de la “guerra”, ¿qué los Wind no podían sepultar a su maldito líder dignamente y dejarnos a los demás por la paz? Pero no… querían buscar venganza encontrar un culpable y echarnos la mierda a nosotros, pero no solo se conformaban con ser ellos sino que también tenían de aliados a Stone y a Aqua esto sí que era una mierda.

Suspiré y acomodé el pañuelo de mi muñeca, la lluvia aminoraba mis poderes y me estaba dando un poco de frío me vi la cafetería y me dio por entrar, se me había antojado un pastel y quien sabe un vaso de leche.

Cuando entré la cafetería estaba llena, camine hasta la caja donde había un letrero que decía “ordene aquí” pedí un pedazo de pastel de chocolate y un café con leche caliente le pagué a la señorita y me puse a buscar una mesa donde me pudiera sentar, pero todo estaba lleno, a excepción por la mesa de la ventana donde una chica de cabello rubio estaba sentada en la mesa, pudiera sentarme en el asiento desocupado, al fin y al cabo estaba sola ¿Por qué no? Lo peor que me pudiera pasar era que me mandara a la mierda y tener que comer parado.

Caminé hasta la mesa y me acerque a ella, era bonita y olía terriblemente bien, era la líder de Stone la había visto algunas veces antes Reeva era su nombre, era hermosa como los ángeles mismos pero también tenía su carácter. Tome la silla y cautela le pregunte:

¿Me puedo sentar? — esperando una respuesta mala me encogí de hombros — es que es el único asiento libre.

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi hermosa enemiga. [Reeva]

Mensaje por Reeva A. Delacroix el Sáb Mayo 04, 2013 11:05 pm

Estaba vagando por Dazzle, ensimismada en mis pensamientos y por eso mismo, prácticamente parecía no advertir la delicada capa de lluvia que caía a mi alrededor. Me detuve en la plaza central, dudando de a qué lugar dirigirme y entonces pasó por mi mente la posibilidad de ir al Café Sucré, conocía a los dueños y eran un buen lugar en donde pasar un día lluvioso y algo melancólico, un día que podría ser de aquellos tristes si me lo permitiera, pero no, jamás dejaba que la vulnerabilidad se apoderara de mi y, aunque estuviera destruida por dentro con todas las cosas que habían pasado últimamente, por fuera me mostraba fuerte como siempre, imperturbable.
En cuestión de minutos llegué al Sucré, que como siempre, ya estaba empezándose a llenar de gente. Entré y saludé con un gesto parecido a una sonrisa a la cajera, Gertie, que conocía desde siempre. Me acerqué a la caja y pedí un Frapuccino y un muffin, mientras rechazaba quedamente cualquier intención que Gertie tuviera para iniciar una pequeña conversación, hoy no estaba de ánimos para eso. Me di media vuelta para buscar una mesa libre cuando tuve mi pedido en las manos. Me alivió pensar que mi mesa favorita del café estaba desocupada, esa que estaba al final, la más alejada y que daba a una de las piletas de la plaza central. Me dirigí hasta allí y me entretuve con el paisaje lloviznado que estaba afuera. No fui consciente del momento en que el lugar se había repletado de gente, sólo me di cuenta de ello cuando un chico se acercó a mi y me pidió acaso se podría sentar conmigo, ya que no había ninguna otra mesa disponible.
Era un flame que había visto algunas veces por ahí, aunque desconocía su nombre. Hubo un momento de resistencia por mi parte, consciente de que afuera se alzaba una guerra sin descanso entre nosotros y las bandas cálidas, así que debía sopesar mi decisión. Aunque, al poco pensar, desistí seguir intentando, mi mente aquel día no estaba para tomar decisiones, ni la más mínima. Así que simplemente asentí mientras me encogía de hombros.
Vale, toma asiento. —Le dije mientras me llevaba el vaso de café a la boca y hacía una mueca al encontrarlo totalmente frío. Rugí. ¿Tan ensimismada estaba que se me había pasado el tiempo tan rápido, tanto que olvidé beber en café antes de que se enfriara? — Mierda... —Me quejé por lo bajo mientras dejaba caer el vaso a la mesa. Formé en mi rostro una sonrisa sarcástica y amarga. — Qué delicioso es el frapuccino frío... —Revoleé los ojos y me concentré en mi muffin de chocolate con almendras, aunque sea eso no se debía comer caliente y estaba rico.

__


Reeva A. Delacroix

Te pasas la vida esperando a que pase algo y al final, lo único que pasa es la vida.

Yo... ya no sé nada.:

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi hermosa enemiga. [Reeva]

Mensaje por Barttolome R. Grassi el Dom Mayo 05, 2013 3:45 pm

Tranquilidad, eso es lo que transmitía la líder de Stone. Me preguntaba qué es lo que la tenía así, según todo lo que me habían contado sobre ella, tenía un carácter muy fuerte y podía ser muy agresiva, pero en cambio estaba muy tranquila pero se notaba que algo le incomodaba por las líneas de expresión en su cara.

Su olor embriagaba mis fosas nasales, olía a menta fresca y naturaleza, quizá era una de las cualidades de los Stone, pero podría jurar que nadie era tan bonita como ella. Sus ojos era verdes y provocativos y su cabello se veía sedoso, que no daría por pasar mis dedos entre su cabello, era muy bonita y yo estaba embobado, por primera vez con una mujer.

La mesera llego con mi pedido y corte un pedazo de pastel, Reeva, puso cara de asco cuando tomó de su bebida me reí por lo bajo de su expresión sarcástica y le dije:

Veo que no te gusta frío, déjame calentar eso para ti — tome su vaso de vidrio entre mis manos y empecé a calentarlo — ¿Dime como lo quieres? Tibio, caliente o muy caliente — le di una sonrisa pícara por el doble sentido de mis palabras solo esperaba su respuesta sarcástica o que alguna piedra golpeara mi cabeza.

Cuando su café estuvo lo suficientemente caliente se lo entregué. Me gustaba ayudar, de hecho era una de las cosas que más disfrutaba en la vida.

Me llamo Barttolomé, pero puedes decirme Bart — estire de mi mano — sé que estamos en guerra pero preferiría olvidarla he tenido un día muy cansado y eso de la supuesta guerra me pone de mal humor — le sonreí — así que ¿por qué no olvidamos la bandas por un momento y fingimos que somos dos ciudadanos normales? sin bandas, ni guerras, solo personas que quiere pasar un buen rato.

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi hermosa enemiga. [Reeva]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.